El efecto manada: Definición, ejemplos y 5 consejos para evitarlo.

herd_effect1.jpg

El hombre, por su naturaleza, es un animal gregario, es decir, que tiende a vivir en colectividad. Esta colectividad suele tener ideas comúnmente aceptadas (el llamado saber popular), que en muchos casos son correctas, pero en algunos son erróneas, lo que nos lleva a cometer errores en nuestro razonamiento a causa del efecto manada.

En este artículo veremos en qué consiste este prejuicio cognitivo, algunos ejemplos ilustrativos y consejos para evitar caer en el efecto manada.

¿Qué es el efecto manada?

El efecto manada, también conocido como “efecto de arrastre”, “bandwagon effect” o “efecto de la moda” es la tendencia a aceptar como válidos los razonamientos o las ideas de la mayoría sin analizar si son correctas desde un punto de vista lógico. Posiblemente el efecto manada sea el prejuicio cognitivo más común entre los inversores en bolsa.

Ejemplos de efecto manada

El efecto manada está presente en muchos aspectos de nuestra vida, aunque posiblemente no nos demos cuenta. Para mí, el ejemplo más claro de este prejuicio cognitivo en el mundo de la inversión en bolsa y de las finanzas en general es la creación de burbujas.

Partiendo de ideas como “internet es el futuro”, nació la burbuja puntocom, de la que ya os he contado mi experiencia con ella.

Del mismo modo, la burbuja inmobiliaria española surgió de ideas comúnmente aceptadas a la vez que erróneas como “los pisos nunca bajan”, “la inversión inmobiliaria es la más segura” o “se pagan solos con el alquiler”.

¿Cómo evitar el efecto manada?

El efecto manada pone a prueba nuestra capacidad de pensar de forma autónoma de lo que piensa la mayoría. Es decir, para evitar el efecto manada no está de más un poco de tozudez o terquedad, entendiendo ésta como la capacidad de ir en contra del pensamiento mayoritario.

La mejor forma de evitar el efecto manada es analizar el razonamiento que hay detrás del “saber popular” comúnmente aceptado. En estos casos, debemos preguntarnos:

  • ¿En qué datos se basa?
  • ¿Hay algún estudio científico que lo confirme?
  • ¿Hay algún estudio científico que lo desmienta?
  • ¿Esos estudios son rigurosos?
  • ¿Tiene sentido desde un punto de vista lógico?

Os recomiendo no olvidar esta frase cargada de sabiduría de Benjamin Graham, padre del value investing:

“Usted no tendrá razón ni se equivocará por el hecho de que la multitud no esté de acuerdo con usted. Tendrá razón porque sus datos y su razonamiento sean correctos”

Fuente: Academia de Inversion

Imagen: Herd effect 

Anuncios

3 pensamientos en “El efecto manada: Definición, ejemplos y 5 consejos para evitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s