Sugieren sustituir refrescos por agua.

 México ocupa uno de los primeros lugares como consumidor de bebidas con azúcar adicionada, cerca del 20% del consumo calórico diario proviene de ellas.

Existe evidencia de que las bebidas provocan menor saciedad que los alimentos sólidos y se asocian con mayor riesgo de sobrepeso y obesidad y con menor consumo de micronutrientes en la dieta, dice el Dr. Andrés Alor Vázquez, Jefe del Servicio de Prevención y Promoción a la Salud de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social en Quintana Roo.

Advierten que debido a este consumo excesivo, se ha incrementado el riesgo de padecer no sólo enfermedades crónico degenerativas como sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión, sino además osteoporosis, gastritis, insomnio, caries, problemas renales y alteraciones en el sistema nervioso.

Otros padecimientos asociados al consumo indiscriminado de bebidas azucaradas  son dolor de cabeza, fatiga, cambios de humor, calambres, dolores musculares, adormecimiento de extremidades, alteraciones de la vista, dificultades para tragar, deshidratación, infecciones bucales, cálculos renales,  espasmos o contracciones musculares, irritación de piel y mucosas, anemia.

Alor Vázquez, destacó que este hábito, que forma parte de los nuevos estilos de vida, provoca también que las enfermedades crónico degenerativas ya estén presentes en niños y jóvenes.

Comenta que está documentado que la ingestión de agua pura tiene efectos benéficos como: hidratar el organismo, permitir el procesamiento de absorción en el cuerpo, participar en todas las relaciones bioquímicas necesarias para la vida, ayuda al organismo a mantener un equilibrio interno, contribuye a la excreción constante de desechos, ayuda al sistema digestivo a evitar el estreñimiento, ayuda a que la fibra dietética realice funciones fisiológicas de vital impacto en el estado de salud.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social a través de la estrategia PREVENIMSS, orienta a los derechohabientes sobre cómo llevar a cabo una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos y reduzca sustancialmente el consumo de productos procesados, como los refrescos, además de recomendar hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día.

Igualmente se realiza una valoración a los derechohabientes a fin de establecer la mejor forma de alimentación y cuidados en general, como la ingesta de frutas, verduras, cereales, además de pescado y pollo, y así evitar problemas de salud.

Si la población no hace conciencia del daño que ahora se provoca, en poco tiempo las futuras generaciones, que crecen con los hábitos de vida y alimentación que se practican actualmente, presentarán enfermedades mórbidas a edades más tempranas y complicaciones que dañarán muy pronto su salud.

Por ello, el médico del IMSS, Andrés Alor Vázquez recomienda a la población sustituir las bebidas gaseosas por aguas de sabor, preparadas con frutas naturales de la temporada, que resultan más ricas y saludables para acompañar los alimentos, favorecer la digestión y ayudar al bienestar de la familia.

Articulo original  vía lapancartadequintanaroo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s